Pozo de los deseos

El pozo de Santa Rosa se encuentra en la que fuera su hogar, hoy Santuario de nuestra santa. La imagen nos remite al momento en que Rosa arrojó en el pozo la llave del candado de una cadenilla que se puso en la cintura a modo de silicio, para hacer perpetua penitencia por los pecadores.

Poco después de fallecida, al crecer el número de milagros y gracias que la gente obtenía por su intercesión, un número cada vez más grande de personas empezó a echar cartas en dicho pozo, confiando en que su protectora recibiría la celestial correspondencia, cosa que se ha verificado con el transcurso de los siglos. Millones de personas dan fe de las gracias, tanto espirituales como materiales que Rosa brinda, si ésta está en los planes de la Providencia divina.

Envíanos tus peticiones, agradecimientos o tu testimonio!